Lograr resultados a través de operaciones responsables en un mar sustentable


Tripulación calificada y total enfoque en cada milla náutica

¡Bienvenidos a bordo!

Nuestro día de trabajo es tanto gratificante como demandante, requiriendo extrema atención a los detalles, a la seguridad de nuestros empleados y a la calidad de los productos que producimos. La mayor parte de nuestros empleados están en altamar, y pasan hasta dos meses a bordo antes de ver tierra nuevamente. El funcionamiento exitoso de un buque requiere primero y principalmente una tripulación profesional y dedicada. Uno de nuestros experimentados Capitanes de Pesca una vez declaró que para obtener las especies, medida y calidad correctas se necesita “pensar como un pez”. Bien, no podemos decirle cómo es eso, pero queremos darle una idea de cómo puede ser el viaje.

Conozca al Capitán

“Mi misión más importante es traer a todos seguros de regreso a casa.”

Conozca al Asesor de Máquinas

“Como Asesor en el área de Máquinas, superviso las máquinas y equipo técnico para mantener el buque en funcionamiento.”

Conozca al Jefe de Producción

“La pesca de arrastre trata de combinar las tradiciones con la más moderna tecnología para producir la mayor calidad posible.”

Conozca a la Asistente de la Tripulación

“Mi trabajo es brindar asistencia a nuestra tripulación para que pueda operar el buque de manera segura y eficiente.”

Trabajo a bordo de un buque factoria

Se requiere actitud y habilidades especiales

Nuestro buque congelador arrastrero opera muchos meses al año en duros entornos, y todos a bordo son igualmente importantes para lograr un viaje exitoso. Nuestro buque lleva tripulación especializada, y es manejado por un equipo de oficiales y supervisores. A bordo también hay inspectores independientes y observadores que controlan la operación de pesca.

La tripulación en el puente está a cargo de la operación de pesca, lo que significa dónde y cómo pescar y tiene responsabilidad general sobre los movimientos del buque, la seguridad y el cumplimiento de regulaciones nacionales e internacionales. Trabajan juntos como un equipo para asegurar la operación sustentable y segura del buque.

La tripulación de cubierta cuida de la red y los equipos mientras se larga y se vira la red de pesca, y asegura que el pescado capturado en la red se preserve en tanques para pescados antes de ser procesados. La tripulación de cubierta lleva a cabo los trabajos de reparación y mantenimiento necesarios a bordo.

La tripulación de factoría y procesamiento es responsable de que la producción se realice de acuerdo con los parámetros de calidad definidos, y de que el proceso de producción se lleve a cabo de manera segura y eficiente. El buque utiliza el 100% de la pesca, ya que todos los recortes y vísceras son procesados para hacer harina de pescado.

Un equipo de maquinistas y tecnicos se encargan del cuidado de los motores del buque y de los programas de mantenimiento, y aseguran que el buque cumpla con los requerimientos de los propietarios y sociedades de clase.

Todos los buenos pescadores necesitan buena alimentación y cuidado. En la cocina un equipo de la tripulación se asegura de que todos a bordo se alimenten con comidas ricas, balanceadas y nutritivas todos los días. Este departamento también mantiene al buque y al equipo de trabajo ordenado y limpio todo el tiempo.

El proceso de pesca y producción

Desde las profundidades del océano a su plato en el restaurant

Nuestro buque, el Centurión del Atlántico, es un buque congelador que pesca, procesa y congela el 100% de la captura a bordo.

La pesca de arrastre es un método que consiste en remolcar una red por la popa, y la red utilizada para el arrastre se llama red de arrastre. El equipo varía dependiendo del área y tipo de especie que se desea capturar. Con la red transportada de vuelta a cubierta, el pescado entra a los pozos para pescado antes de ser transportado a fábrica por medio de cintas transportadoras. El Centurión del Atlántico produce principalmente productos descabezados y eviscerados a partir de pescado blanco. Pescado blanco es un término utilizado para definir especies con aletas tales como bacalao, merluza, pescadilla y abadejo.      .

El pescado blanco contiene aceite en el hígado por lo cual debe ser eviscerado, trozado y descabezado inmediatamente después de su captura. Luego es lavado antes de ser clasificado por medidas y finalmente es congelado, individualmente o en bloque (varios pescados juntos). Finalmente, el producto se almacena en las bodegas refrigeradas del buque. Los inspectores garantizan que la compañía cumpla con los estándares de seguridad y con los procedimientos durante el proceso de producción y el jefe de producción se encarga de tomar acciones correctivas en caso de que se identifiquen incumplimientos.

Una vez que llega a puerto, el buque realiza la descarga y los productos son consolidados en contenedores, listos para ser enviados a nuestros valiosos clientes. Nuestros principales clientes son distribuidores quienes normalmente agregan valor a su producción antes de distribuir el producto terminado a los consumidores finales.

Finalmente nuestro pescado llega a su restaurant favorito, preparado por un chef calificado y delicadamente servido en su plato.

Las personas con actitud y pasión por la pesca lo hacen todo posible.