Lograr resultados a través de operaciones responsables en un mar sustentable


Fundada por pescadores e inspirada por Pescadores

Síntesis de nuestra historia

Estremar (anteriormente conocida como American Seafoods de Sudamérica) comenzó sus operaciones en 1992 con la incorporación del buque factoría surimero Centurión del Atlántico a la flota argentina. El Centurión del Atlántico fue originalmente diseñado y construido por Mitsubishi Heavy Industries en 1986, y el buque fue importado a Argentina conjuntamente con algunos de los más experimentados pescadores del mundo.

El modelo de negocio fue implementar una operación de pesca sustentable a gran escala en Argentina, y producir surimi y harina de pescado a bordo, utilizando los importantes recursos de Merluza de Cola y Polaca.

Más tarde la compañía comenzó a explorar el vasto recurso de Merluza Negra y en 1993, la compañía agregó el primero de una serie de tres buques palangreros, el Antarctic I, a la pesqueria. En febrero de 1995, se agregó el Antarctic II, y en octubre del mismo año el Antarctic III fue introducido en esta pesqueria. Todos los buques fueron diseñados y construidos en Noruega, específicamente construidos para producir productos de alta calidad basados en Merluza Negra y para operar en el duro entorno del sur argentino.

En julio de 2007, el Centurión del Atlántico fue al astillero para que se le realice la mayor actualización desde su construcción. En 2013, el Centurión del Atlántico se convirtió en un buque factoría de HGT pescado sin cabeza, visceras ni cola con tecnología de producción de vanguardia.

La casa matríz y el centro de operaciones de Estremar se encuentra en la ciudad más austral del mundo, la ciudad de Ushuaia, en la provincia de Tierra del Fuego.

Reestructuración – construyendo una nueva base

Después de años de operaciones estables, Estremar experimentó dos situaciones de recesión importantes. Primero la reducción de disponibilidad de Merluza Negra a mediados de los años 2000 y más tarde una reducción similar de Polaca y Merluza de Cola. Al mismo tiempo, el panorama en el mercado del Surimi no era demasiado brillante, mientras que el de la Merluza Negra era positivo.

Fue necesario recomponer la compañía y cambiar el modelo operativo. En 2013 se decidió consolidar todos los derechos de cuota sobre el Centurión del Atlántico, y deshacerse del último buque palangrero que quedaba. La compañía hizo importantes inversiones en bienes y personas y volvió a ser rentable.

Hoy Estremar opera con el Centurión del Atlántico, produciendo a bordo una gran variedad de productos de mar de alta calidad y emplea a más de 100 personas. La Merluza Negra está considerada como la especie más importante y el buque opera en uno de los entornos más puros del mundo, el Océano Atlántico Suroeste.

La factoría a bordo cubre los más altos estándares en algunos de los mercados de productos de mar más exigentes del mundo. La mayor parte de la producción se exporta a los principales mercados, tales como Estados Unidos, Japón, España y China. Estremar abastece a estos mercados con productos de alta calidad y genera ingresos por exportación para Argentina.

Con más de 20 años de experiencia en la industria pesquera, Estremar ha podido mejorar la calidad de sus operaciones a través de la mejora continua y las inversiones en nuevos e innovadores procesos productivos.